Aceite de coco, el ácido laúrico y otro ácidos grasos de cadena media y corta

By jcn on

En diciembre de 2011 escribí un artículo sobre este tema, como desde entonces conozco mejor este alimento vuelvo a reproducirlo ampliando los datos actualizados.
El aceite de coco es la grasa con mayor porcentaje de ácidos grasos saturados que hay en los alimentos, durante años se abandonó su uso al considerarse antiguamente todos los ácidos grasos saturados como causantes de la elevación de colesterol, triglicéridos, enfermedades cardiacas y otros trastornos (Aún muchos siguen creyéndolo sin actualizarse). El ácido graso predominante en el aceite de coco es el ÁCIDO LÁURICO, el cuál se encuentra también en alta proporción en la grasa de la leche materna humana, la cual es más grasa que la leche de vaca.
El ácido láurico tiene propiedades antimicrobianas (virus, bacterias, hongos…) hay evidencias de que podría destruir la membrana celular de bacterias y también virus de cubierta lípidica (herpes, VIH, cytomegalovirus,…) por lo que ayudaría al sistema inmunológico, este efecto parece ser debido a laspropiedades del monolaurín (monoglicérido de ácido láurico), que tiene una parte polar (soluble en agua) y otra apolar (soluble en grasas) por lo que podría destruir la membrana celular de estos microorganismos disolviéndola en el plasma de forma similar a como lo hacen los jabones.

El ácido láurico es un ácido de cadena media, de 12 átomos de carbono, por lo que está dentro del grupo de triglicéridos de cadena media (MCT), los MCT se metabolizan más rápida y eficazmente, se absorben directamente en el intestino delgado sin necesitar de la bilis para emulsionarse en el estómago, además se absorben y transportan a través del plasma por la vena porta unidos a albúmina y colesterol, en lugar del sistema linfático formando quilomicrones como el resto de las grasas, y en las mitocondrias se obtiene energía de ellos al parecer con la misma facilidad y eficiencia que la glucosa pero produciendo más energía, 6,8 Kcal/g, más que con los carbohidratos pero menos que con los ácidos grasos de cadena larga (9,2 Kcal/g), por otra parte llegan a las mitocondrias a través del citoplasma sin necesidad del transporte de la carnitina que necesitan los de cadena larga.

Eleva el metabolismo al parecer por su estímulo sobre las hormonas tiroideas además de por su disponibilidad para la obtención de energía, por lo que es recomendable en casos de hipotiroidismo o en dietas de adelgazamiento, ya que tampoco se almacenan como grasa en el cuerpo, sólo el 0,01% de la grasa acumulada humana suele ser de este tipo frente al en torno a 45% de ácido oleico de nuestra grasa (el principal junto con los ácidos palmítico y esteárico con más de un 20% cada uno).

Los MCT tampoco se oxidan (enrancian) como los ácidos insaturados de cadena larga, tiene una vida larga de 3 a 5 años a temperatura ambiente sin oxidarse, se puede usar por tanto para cocinar con muy baja producción de radicales libres, lo cual no quieta que si se usa para la fritura se produzcan en los alimentos sustancias perjudiciales por las altas temperaturas como por ejemplo sustancias tóxicas como las acrilamidas que aparecen al freír patatas o alimentos con almidón , pero estos no proceden del aceite.

El aceite de coco, fruto típico de zonas tropicales protege a sus poblaciones de bacterias y hongos, los cuales son muy frecuentes en su suministro de alimentos; pero por influencia de países noroccidentales, naciones del tercer mundo de las zonas tropicales han cambiado a los aceites vegetales poliinsaturados, lo que ha aumentado sustancialmente la incidencia de trastornos intestinales y enfermedades de inmunodeficiencia.

Estos ácidos grasos sólo se encuentran en cantidad en semillas de algunos vegetales tropicales, ya que su punto de fusión al ser ácidos grasos saturados es muy alto, en el caso del aceite de coco es de 24º, por lo que sólo se encuentra en zonas con temperaturas superiores todo el año, pero también se encuentran en la leche, donde se fabrican por encima de esa temperatura en las glándulas mamarias, en el caso de la grasa de la leche de vaca encontramos entre un 25% y 30% de estas grasas según distintos autores.

En resumen, el aceite de coco es saludable y en nada se le puede asociar a los efectos dañinos que durante un tiempo se le achacaron sino todo lo contrario.

La entrada Aceite de coco, el ácido laúrico y otro ácidos grasos de cadena media y corta se publicó primero en Wodelement.